Esta es una época en la que hay muchas tentaciones que nos puede llenar de estrés por el miedo que nos da subir de peso, pero no hay que dejar de ver que la verdadera nutrición es de cuerpo, mente y alma; así que no descuidemos la mente y el alma por obsesionarnos en cuidar el cuerpo. Nutrición en navidad. 

Hace 2 semanas escribí 10 tips para no subir de peso en la época navideña pues muchas personas me escribieron preguntándome qué hacer para no subir de peso en estas fiestas, pero siento que ese artículo no está completo si no le agrego lo  que considero que es la verdadera nutrición.

Somos cuerpo, mente y alma, lo que nutre el alma o la mente también nutre el cuerpo 

El cuerpo no se alimenta sólo de comida.

No podemos negar que todo lo que comemos nos cambia la química del cuerpo; si comemos azúcar o carbohidratos procesados podemos provocar que nos suba mucho el nivel de insulina y que cambie tanto la química del cuerpo que éste se inflame a nivel celular.  Si comemos grasas buenas como el Omega 3, cambiamos la química del cuerpo y el cuerpo se empieza a desinflamar.

Pero la comida no es lo único que causa cambios en la química de nuestro cuerpo, lo que pasa en nuestra mente o lo que nos afecta el alma tiene el poder de cambiar la química de cuerpo y de subir los niveles de insulina, de cortisol y de inflamación entre otras muchas cosas.

Todo lo que nos da placer, lo que nos nutre el alma, nos ayuda a relajarnos; y cuando estamos relajados estamos en el estado ideal para metabolizar la comida. 

Por eso todo lo que pasa en nuestra vida, lo que nos estresa o nos relaja, lo que nos da placer o nos hace enojar tiene un impacto MUY importante en cómo digerimos y metabolizamos los alimentos.

El 50% de nuestra salud y peso tienen que ver con o que ponemos en el plato, pero el otro 50% tiene que ver con nuestros pensamientos, creencias y con qué tipo de comedor somos.

A nivel comida, yo creo que no hay que hay que tomar en cuenta que

Importa más lo que comas entre Año Nuevo y Navidad que lo que comas entre Navidad y Año Nuevo.

Cuál es la verdadera nutrición de Navidad

No es el momento de preocuparte por el peso o la comida.  Es momento de nutrir el alma, la mente y permitir que esta relajación se propague a todo nuestro cuerpo. Permitir que cambie la química del cuerpo para bien, y así nutrirnos de forma holística, pues somos mente cuerpo y alma y no podemos esperar estar bien si sólo nutrimos una parte del todo.

Lo que más nos nutre el alma es el amor.

Algunas recomendaciones:

  • Se amoroso con tus palabras; las palabras tienen el poder de hundir o de levantar a otra persona, úsalas sabiamente. Lee aquí sobre El poder de la palabra.
  • Toma conciencia de tus emociones; es una buena época para decirle a tus personas queridas cuánto las quieres y recordarles algunos de los motivos.
  • Aléjate de información negativa; evita las noticias amarillistas, los chismes y demás cosas que desnutren tu alma.
  • Practica el perdón; ya te he hablado de los beneficios del perdón. Lee aquí Saludable Perdón y haz la meditación para que sueltes el rencor y llenes tu alma de perdón.
  • Agradece; todos tenemos algo que agradecer y hacerlo es de las cosas que más nutren el alma y cambian la química del cuerpo. Lee aquí El poder curativo del agradecimiento.

Aprovecha todos los nutrientes de estas fechas, nutrientes que no son ni los de la ensalada ni los del pavo sino los que te da el estar con tu gente querida disfrutando de su compañía.

Disfruta con consciencia plena de tu comida y tu compañía.

Espero que estos días lleguen llenos de amor y nutrición holística a tu vida.