La mente tiene un poder tremendo sobre el metabolismo y sobre nuestra salud, la ciencia ya demostró que nos podemos enfermar o sanar sólo por el poder de nuestra mente, pero ¿podemos subir o bajar de peso de la misma forma?

¿Qué es el efecto placebo?

Hasta hace pocos años, los estudios para comprobar la efectividad de los medicamentos se hacían con un método ciego, esto quiere decir que los pacientes no sabían si estaban recibiendo o no el medicamento en estudio. En algunos estudios ni los médicos sabían cuáles pacientes estaban recibiendo el medicamento y cuáles no, esto se conoce como doble ciego.

Generalmente los dividían en 2 grupos, al grupo 1 se le daba el medicamento que se estaba estudiando y al grupo 2 se le daba un placebo, es decir que el grupo 2 NO recibía ningún tipo de medicamento. Los estudios ya no se hacen con un placebo sin ninguna función, pues se consideró que no era ético darle un placebo sin efecto a un paciente enfermo.

Pues en 1983 se hizo un estudio de un nuevo tratamiento de quimioterapia. Nadie se asombró al ver que el 74% de los pacientes que estaban recibiendo el tratamiento estaban perdiendo el cabello, es un efecto secundario normal de este tipo de tratamientos.

Lo que sí llamó la atención es que el 34% de los pacientes que no estaban recibiendo el tratamiento también estaban perdiendo el cabello.

Los pacientes no sabían si estaban recibiendo el medicamento real o el placebo, y a varios de los que recibían el placebo se les cayó el cabello, porque ellos creían que estaban recibiendo el tratamiento.

Cuando nuestra mente espera que algo suceda, el cuerpo le da la razón.

También muchas veces ha pasado que el paciente que estaba recibiendo el placebo se cura de la enfermedad si durante el estudio creyó que estaba recibiendo el medicamento y no el placebo, para la ciencia esto no tiene explicación y es lo que conocemos como milagros.

Nuestras creencias.

Si nuestra mente es tan poderosa como para hacer que el cabello se caiga por creer que eso es lo que debe pasar, ¿qué crees que pasa con creencias como estas?:

La grasa que como forma grasa en mi cuerpo.

Mi metabolismo está super desacelerado.

Todo lo que como me hace subir de peso.

Engordo de sólo oler un pan.

Si me como ese pastel subo 2 kilos.

Si dejo de comer harinas me da ansiedad.

Necesito comer azúcar o me da dolor de cabeza.

Aunque estas creencias pueden o no ser ciertas, lo que es cierto es que con el poder de nuestra mente hacemos más grande el efecto en el cuerpo.

En la Universidad de Cornell hicieron un estudio de un medicamento para quitar el hambre, pero no les dijeron a los pacientes para qué era ese medicamento. Después de una semana de recibir el medicamento, ningún paciente tuvo resultados, ninguno tuvo menos hambre ni bajó de peso.

La segunda semana ya les dijeron para qué servía el medicamento, y en cuanto lo supieron todos empezaron a comer menos y a bajar de peso.

Si lo crees, lo creas.

Efecto placebo.

Lo anterior es resultado del efecto placebo, se estima que más del 50% de la efectividad de los medicamentos se debe al efecto placebo, es decir que si crees que te va a curar, te cura.

De la misma forma, las creencias que tenemos alrededor de la comida definen de forma muy importante el cómo vamos a metabolizar la comida.

Si yo creo que la ensalada es buena y que me va a nutrir, estoy activando el efecto placebo y voy a potencializar el efecto de nutrirme que tiene la ensalada.

Pero si creo que la ensalada me va a caer pesada porque las verduras crudas son pesadas, entonces, así será, y entonces al comerme la ensalada me voy a sentir mal y pesada.

El error al comer que muchas cometemos es creer que la comida tiene personalidad, que es buena o mala.

La realidad es que la comida no tiene personalidad, claro que hay comida que nos nutre y comida que no nos nutre, pero es simplemente eso, no es mala ni buena.

La ensalada no es ni buena ni mala, es simplemente ensalada.

Si yo estoy convencida de que la carne, la pasta, el pastel o las leguminosas son alimentos “malos”, estoy mandándole esa instrucción a mi cuerpo, y activando el efecto placebo para que se cumpla mi expectativa.

La comida es simplemente comida, no es ni buena ni mala y si la etiquetamos como buena o mala, le estamos dando un poder que no tiene pero que sí puede crear.

No cometas el error de pensar que la comida tiene personalidad porque al hacerlo le estas dando un poder que no tiene.

¿has tenido alguna experiencia con el efecto placebo?