Los hábitos, ya sean conscientes o inconscientes, se pueden cambiar; basta con que los reconozcas y los quieras sacar de tu vida para empezar ese proceso de cambio.

Hoy el mundo con esta pausa nos está invitando a transformarnos en nuestra mejor versión.

Todos vamos escribiendo nuestra historia en base a los pensamientos que tenemos.

Para hacer cambios importantes en nuestra vida debemos hacer cambios importantes en nuestra forma de pensar; para cambiar tus hábitos debes cambiar tus pensamientos.

Tenemos la capacidad de cambiar todo lo que queramos, nada nos determina; depende de nosotros cambiar hábitos como el desorden, el enojarnos fácilmente y hasta el tomar alcohol de más; todos estos son hábitos pues es lo que habitualmente hacemos y generalmente los hacemos inconscientemente.

Nuestra mente es mucho más poderosa de lo que creemos.

Muchas veces luchamos contra los hábitos que no queremos tener, los racionalizamos y a pesar de saber todo el mal que nos hacen no los cambiamos; y nos castigamos y frustramos cada vez que los repetimos.  No nos damos cuenta de que al hacer eso estamos poniéndole más energía a lo que queremos desaparecer de nuestras vidas; cuando lo que hay que hacer es soltarlos y dejar de darles fuerza.

Si algo no te gusta, quítale el único poder que tiene: tu atención.

Hay varias formas de cambiar hábitos, aquí les presento una que en mi caso ha sido extremadamente útil. Somos cientos de personas las hemos logrado cambios importantes con esta meditación y lo mejor es que los hemos logrado sin sufrir en el proceso.

Piensa en lo que eres hoy y en los hábitos que quieres cambiar.  Ahora piensa en la persona que quieres ser cuando acabe esta pausa mundial y  date cuenta que desde el momento en que empezaste a pensar en quién quieres ser, empezaste a crear esa nueva versión de ti misma.

Todo lo que somos y lo que hacemos empieza con un pensamiento.

Te invito a que escuches esta meditación y empieces a crearte como quieres ser.

Te recomiendo que uses audífonos.