El cuerpo humano está formado por unos 50 billones de células (¡50,000,000,000,000!) que cada día coordinan miles de millones de reacciones químicas.

El corazón nos late unas 100,000 veces por día y bombea más de 7500 litros de sangre en 1 día, esta sangre viaja por 96 mil kilómetros de venas. 

Más o menos cada 28 días se regenera por completo la parte externa de nuestra piel, cada 3 o 4 meses tenemos nueva sangre, y cada 10 años tenemos hasta nuevos huesos, un nuevo esqueleto.

Las células que recubren el intestino se renuevan en pocos días.

Nuestro cuerpo es una maravilla.

Y aún con esto hay quien dice que la gente no cambia.

Cambiamos todos los días.

Las células de nuestro cuerpo están en constante regeneración, todos los días nacen células nuevas en cada órgano del cuerpo.

Las células se regeneran con el código genético que tenemos, todos tenemos genes sanos y algunos genes no tan sanos.

Imagínate los genes como un plano de construcción, el plano está ahí en cada una de nuestras células, el plano de salud y el plano de no salud, las células leen el plano dependiendo de lo que encuentran en su medio ambiente.

Digamos que el medio ambiente de nuestras células les da la llave para abrir el cajón que tiene alguno de los planos de salud o alguno de los planos de no salud, y en base al plano que se puede leer es como nace la nueva célula.

Si en la sangre tenemos un desbalance hormonal, nuestras células no van a poder leer los planos de salud y se van a estar regenerando con planos no muy sanos.

 Obviamente esto depende de cuál o cuáles son las hormonas en desbalance, de qué tan intenso es el desbalance, y del tiempo que están desbalanceadas.

Hasta hoy se conocen más de 60 hormonas lo que hace que podamos tener millones de diferentes combinaciones de hormonas que alteran el medio ambiente de nuestras células.

Otra cosa que cambia la química de nuestra sangre son los químicos que comemos, respiramos, nos untamos, etc.

Por ejemplo, si fumas, el alquitrán, la nicotina y todo eso cambia la composición de tu sangre, y ya se demostró que algunos genes de cáncer se leen cuando estos químicos están en nuestra sangre.

Todas las diferentes combinaciones de químicos, hormonas, nutrientes, proteínas etcétera, le dan a nuestras células una llave diferente.

Y pasa lo mismo con una deficiencia nutricional, si no tenemos los nutrientes que le indiquen a nuestras células que se regeneren con los planos de salud, éstas se van a regenerar usando los planos de no salud.

¿Sigues creyendo que las medicinas son las que nos libran de las enfermedades?

Hablando de alimentación, muy pocas personas reciben todos los días los nutrientes que se necesitan para construir, proteger, mantener y restaurar las células del cuerpo.

Los nutrientes son materia prima que usan las células para renovarse, es por esto que en parte sí somos lo que comemos, cada célula de nuestro cuerpo es un reflejo de lo que comemos, de lo que pensamos, de lo que sentimos, etcétera.

Si comes alimentos chatarra, con esos antinutrientes es que se van a renovar las células de tu cuerpo, si comes grasas malas, pues será con esos no nutrientes también. 

Obviamente si comemos mal las células nacen enfermas, y lo que hacemos es que queremos curarlas con medicinas, pero ya viste que eso no es posible.

Las medicinas nos pueden ayudar a tapar los síntomas de las células que se renovaron con mala materia prima pero NO van a sanar las células.

Las medicinas atacan el síntoma, pero no resuelven el problema.

Renuévate en salud.

Lo bueno, es que estamos en renovación constante, si cambias lo que comes en muy poco tiempo tus células se renuevan leyendo los genes de salud.

La comida es la mejor medicina preventiva y curativa que existe.

Si empiezas a darle a cada una de las células los nutrientes que necesita, en muy poco tiempo vas a tener un cuerpo mejor que el que tienes hoy, un cuerpo más sano y completamente renovado con materia prima de calidad.

Nuestra salud sí está en nuestras manos.

¿Estás dispuesta a tomar la responsabilidad de tu salud o vas a seguir dejándole esa responsabilidad a los medicamentos?