El 98% o más de las personas que bajan de peso con una dieta vuelven a subir los kilos bajados en poco tiempo.  Si las dietas nos han demostrado que no sirven, ¿por qué seguimos haciéndolas?

Cada vez que escucho a alguien decir “no gracias, estoy a dieta”, me pregunto ¿cuántas dietas habrá hecho antes de esta?

Yo no me acuerdo cuántas dietas hice antes de aceptar que las dietas no sirven, lo que sí me acuerdo es que por muchos años todos los lunes amanecía a dieta, y con pocas excepciones, todos los miércoles o jueves la rompía y me juraba que la siguiente no la iba a romper; pero la rompía.

Eso que me pasaba a mí le pasa, sin excepción, a toda la gente que conozco que vive a dieta.

Las dietas tienen miles de problemas, entre esos que te hacen subir de peso, te desaceleran el metabolismo y muchas cosas más de las que ya te platiqué en la entrada del blog “Las dietas engordan” y en el episodio del podcats con el mismo nombre que puedes escuchar AQUÍ.

Pero uno de los problemas más grandes es que, aunque la hagas a la perfección y bajes de peso, lo vuelves a subir en muy poco tiempo.

Lo difícil no es bajar de peso, lo difícil es mantenerte en ese peso bajo.

Porque cuando regresamos a comer como lo hacíamos antes, aún si nos estamos “cuidando”, irremediablemente regresamos al peso anterior y muchas veces hasta subimos un poco más. 

Así vamos acumulando algunos kilos extra cada año, esos son los kilos que nos regalaron cada una de las dietas para bajar de peso que hicimos, hasta que llega un momento en el que ya no son 2 kilos extras,  sino 10,  20 o más.

Uno de los problemas más grandes con las dietas para bajar de peso es que no son sostenibles, porque ¡es imposible vivir todos los días de nuestra vida a dieta!

La dieta sostenible.

Dieta no es el tipo de alimentación restrictiva que hacemos para bajar de peso, dieta es lo que cada uno de nosotros come.  Un vegetariano lleva una dieta sin carne, un vegano lleva una dieta sin alimentos de origen animal, un león lleva una dieta de carne, mientras que una jirafa lleva una dieta vegetariana.

Dieta es lo que cada una de nosotras decide comer.

Para que la dieta te lleve a tu peso sano y la puedas mantener para el resto de tu vida, debe cumplir con varios requisitos entre los que están:

  • Te debe gustar. Uno de los problemas más grandes es que la pechuga-lechuga no nos gusta a casi nadie.  Si no comes delicioso, si no se te hace agua la boca cada vez que vas a sentarte a comer, entonces no hay forma de que vivas con esa dieta. 
  • Debes comerla con placer.  No es sólo cosa de que te guste, sino que la debes disfrutar.  Tu dieta debe llenar tu cerebro de placer. La comida nos da placer porque estamos diseñados para que así sea, nos tiene que dar placer para que no se nos olvide comer, porque estamos diseñados para sobrevivir, y si no nos gustara comer pues no comeríamos, y moriríamos.
  • Debe nutrir tu cuerpo. Porque si el cuerpo no está nutrido te va a pedir más y más comida, este es uno de los motivos por los que la comida chatarra y los alimentos procesados sólo hacen que te dé más hambre.  Como no te nutren, el cuerpo te pide más y más comida.  Además, este tipo de comida desbalancea las hormonas, y como sabes el sobrepeso y la obesidad son un tema de desbalance hormonal.
  • Debe ser variada.  Para no tener antojos de comida que no nos nutre debemos incluir en nuestra dieta todos los sabores.  En la lengua tenemos más de 10,000 papilas gustativas que responden a los diferentes sabores dependiendo de su localización.  Incluye alimentos dulces, salados, amargos y ácidos en tu dieta.
  • Debe adaptarse a tu estilo de vida.  Si tratas de adaptar tu vida a tu dieta es muy posible que fracases, la dieta se debe adaptar a tu estilo de vida, si tienes poco tiempo para comer no es fácil llevar una alimentación en la que comes 6 veces al día.  Adapta tu dieta a tu estilo de vida para que no tengas que esforzarte extra todos los días.
  • Debe permitirte comer de todo.  No hay comida mala; hay comida que nutre y comida que no nutre, una dieta sostenible es en la que el 90% del tiempo comemos alimentos que nos nutren y el otro 10% del tiempo podemos darnos permiso de comer todo aquello que no nutre el cuerpo, pero que nos encanta y de alguna forma nos nutre el alma.

Cuando encuentras una dieta que te gusta, que te nutre y que se adapta a tu estilo de vida es muy fácil seguirla, y bajar de peso ya no es el objetivo sino el efecto secundario de una dieta deliciosamente sana.

La única forma de bajar de peso de forma sostenida es con una alimentación sana que te guste, así, de forma natural, vas a ir sacando de tu dieta todo lo que no te nutre pues un cuerpo nutrido no tiene antojos.

El cuerpo es sabio y le da preferencia a los alimentos que lo nutren.

Las necesidades de cada uno de nosotros van cambiando, lo que comías ayer y te servía no necesariamente es lo que te va a servir hoy.  Aprende a escuchar a tu cuerpo y decide cuál es la mejor dieta para ti hoy.

Si basas tu dieta en verduras, con suficiente proteína, grasas buenas y fibra vas a poder bajar de peso sanamente, sin sufrir y con resultados para el resto de tu vida.

¿Cuál es tu dieta ideal?