Enero es el mes en el que estamos llenas de propósitos e intenciones de cambio, pero también es un mes en el que estamos muy gastados; a esta época en la que la mayoría de las personas tenemos menos dinero para gastar se le conoce como “La cuesta de enero”.

Para muchos de nosotros el principio de año es como tener un cuaderno nuevo, tenemos muchas ideas, intenciones de cambio y propósitos para hacer de este año nuevo uno mejor que los años anteriores.  También enero es cuando debemos pagar por las vacaciones de diciembre, los regalos de Navidad, los impuestos del año pasado, y muchas cosas más.  Esto generalmente hace que dejemos muchas de nuestras buenas intenciones para febrero, o marzo, o abril…o para el siguiente año.  No permitas que el dinero te detenga; el dinero va y viene, tu salud y tu vida no.

Los 5 propósitos más comunes.

Estos son 5 de los propósitos más comunes que casi todos hemos hecho al iniciar un nuevo año.  Te dejo aquí estos tips para que la cuesta de enero no acabe con tus buenas intenciones:

1. Mejorar mi alimentación.

Empezar a comer sano es más barato de lo que te imaginas.  Una de las formas en las que podemos empezar a comer mejor es cuidando la calidad de nuestros alimentos, comiendo alimentos reales, orgánicos y dejando en el olvido los alimentos procesados y comidas rápidas.

Desgraciadamente la comida orgánica es más cara que la no orgánica en muchos lugares.  Yo vivo en la Ciudad de México y comprar alimentos orgánicos en el supermercado es muy caro, pero hay mercados orgánicos de productores locales que son más baratos incluso que la comida no orgánica de los supermercados.  Si no puedes ir a mercados de productores locales no te preocupes, claro que comer alimentos orgánicos es mejor, pero si no puedes hacerlo come los no orgánicos pero que sean no procesados.

Es mejor comer alimentos enteros no orgánicos, que comer cualquier tipo de alimento procesado.

No te preocupes si son o no orgánicos, con que dejes de comer los procesados ya estás dando un gran paso para mejorar tu salud y tu peso; además la comida procesada o la comida rápida es más cara que la comida real.

No ahorres en tu salud pues si lo haces es probable que después tengas que gastar en curar alguna enfermedad.

2. Tomar más agua.

Una de las mejores cosas que puedes hacer para mejorar tu salud es dejar las bebidas azucaradas.  Los refrescos (sodas), las bebidas energéticas y los jugos (naturales o no), nos hacen muchísimo daño.  No dejes que una bebida light te confunda, las bebidas light están endulzadas con edulcorantes que nos hacen también muchísimo daño.

Toma agua pura, puedes darle sabor con trozos de fruta o de verduras como el pepino o jengibre. 

Tomar agua pura en lugar de bebidas endulzadas con azúcar, jarabe de maíz de alta fructosa o edulcorantes, es uno de los primeros pasos que debemos dar para mejorar nuestra salud.

3. Hacer ejercicio.

A mi me encanta ir al gimnasio y siempre me ha llamado la atención ver la cantidad de gente que llena los gimnasios en enero y que no regresa después de 1 o 2 semanas.  Muchas de estas personas tuvieron que pagar una cuota anual además de la mensualidad que deben pagar cada mes.  No permitas que estos pagos te alejen de tu meta, para hacer ejercicio no necesitas estar inscrita en un gimnasio ni en clases especiales.

El ejercicio que te va a servir es aquél que disfrutas, que te permite expresarte y sentirte EN tu cuerpo.

Hay miles de videos muy buenos en internet si es que quieres hacer una rutina en la que uses tu cuerpo como peso, también puedes bailar, salir a caminar y correr a la calle, salir a dar unas vueltas en bicicleta, hacer HIIT en la comodidad de tu casa y hasta yoga. Cambia tus hábitos y empieza a usar las escaleras en lugar del elevador o de la escalera eléctrica, trata de no estar todo el tiempo sentada, si estas en la oficina párate cada vez que estés atendiendo una llamada y si te es posible haz parte de tu trabajo parada.

Los seres humanos estamos hechos para estar en movimiento, no dejes de moverte por no poder pagar un gimnasio.

Tenemos la idea de que hacer ejercicio es encerrarnos en un gimnasio y, ¿sabes?, a muchas personas eso no las hace felices y si tu ejercicio no te hace feliz es poco probable que te sirva.

4. Estudiar.

Uno de los propósitos más comunes y que más nos pueden ayudar es el de estudiar algo nuevo este año, y es también uno de los primeros propósitos que dejamos a un lado cuando vemos los costos de los cursos.  Pero que eso no te detenga, ¿sabes que hay miles de cursos gratis en todo internet?  Entre los mejores están los de Bienestar Infinito, entra aquí y suscríbete a los cursos gratis que tenemos, uno de los más completos es el de 7días para aprender a bajar de peso y no volverlo a subir y es totalmente gratis. 

Busca en internet cursos de lo que quieras aprender y seguramente vas a encontrar alguno parcial o totalmente gratis.

5. Empezar a leer.

Este es otro de los propósitos más comunes, todos queremos ser mejores este año que el año pasado y una de las mejores formas de lograrlo es leyendo más.  ¿Sabes que en México la gente lee en promedio menos de un libro al año?, esto es muy triste pues leer nos llena de conocimiento y nos abre a la creatividad. 

El conocimiento es poder y todos los libros tienen algo que enseñarnos, desde ortografía hasta ciencia, historia y mil cosas más.

Además, relajarte a media tarde con un buen libro y una taza de té es un gran placer del que no te debes privar.

Una de las mejores formas de empezar a leer más es pidiendo recomendaciones de libros a las personas que leen mucho, y si es un pariente o un amigo cercano puede ser que te presten sus libros.  Sólo acuérdate de regresarlo en el mismo estado en el que te lo presten pues para quienes leemos, nuestros libros son amigos que queremos de regreso.  También en internet puedes encontrar muchísimos libros 100% gratis.

No permitas que la cuesta de enero acabe con tus buenas intenciones, siempre hay o una opción gratis o una no tan cara que te va a acercar a lograr tus propósitos de este año.

Platícame, ¿qué propósitos tienes para este año?